Transmitimos el trabajo reciente del profesor Washington Benavides, Ciudadano Ilustre de Tacuarembó, titulado “Fundamentos Culturales de Tacuarembó

Fundamentos culturales de Tacuarembó.

 

Más de una vez, oralmente o en forma escrita, hemos dado nuestra opinión sobre la cultura tacuaremboense. Motivo de asombro –siempre- para los que comienzan a internarse en la selva cultural artística del departamento norteño. La pregunta es reiterada:¿cómo se dio, a más de 400 kilómetros de la capital, ese poderoso conjunto de creadores en distintas áreas artísticas? ¿Qué sucedió? (No insistamos en las propiedades del agua del Tacuarembó Chico). Sucedió que, en el correr de la década del 50, llegaron a Tacuarembó, destacados representantes (en esas áreas) del extranjero o de la Capital. Para decirlo brevemente. Llegó el maestro vasco Don José Tomás Mujica (medalla de oro de Madrid) a dirigir el Conservatorio Municipal de Música y a dar clases en el Liceo. La música desde ese momento floreció en la ciudad. Y comenzaron los primeros frutos: Heber Gustavo Escayola, pianista de excepción, que rápidamente lo copa Montevideo y luego se marcha a Europa donde dirigirá una importante orquesta del mejor jazz.

Surgen, casi a la par, René Marino Rivero y Abayubá Rodríguez,bandoneonistas que darán nuevas dimensiones al “pequeño organo de iglesia pobre”; primero asimilado por el tango, y luego, ampliando su diafragma, será instrumento de música total. Podríamos extendernos en esa área.(El llamado “Grupo de Tacuarembó” surgido en la década del 60 (Numa Moraes,Darnauchans, Larbanois, Carlos Benavides, Lagos, Abel García, Victor Cunha, Eduardo Milán, Carlos Da Silveira,Rodríguez Viera,Ciro Ferreira,L.Librán,etc) También concurren, como profesores liceales, Anhelo Hernández en Dibujo, y Julio Castro Alvarez en Literatura e Historia Pero ambos, ampliarán sus objetivos. Anhelo, creando un taller de Plástica, y fomentando con Carlos Escayola y Martha Valentini el Teatro de Tìteres; y Julio, creando el Teatro Experimental Universitario de Tacuarembó. Volveremos sobre ellos. También se radica en la ciudad el arquitecto Domingo, creador de los Centros Vecinales, orgullo urbanístico, que, en la actualidad se està completando.

. (En esos Centros, colaboraron los plásticos Jonio Montiel y Anhelo Hernández).-Todos ellos, no se conformaron con realizar sus tareas específicas y volcaron sobre el tacuaremboense, una serie de propuestas (talleres,el Conservatorio Granados de Mujica,etc). ¿Y qué se conformó? Pues ,la carrera de postas del Arte. El maestro crea discípulos, con la intención de que éstos, a su vez ,creen los sucedáneos. Es decir, el corredor entrega la posta encendida para que cumpla su trayectoria, el discípulo, y a su vez  éste la entregue a quien va a sucederlo. Y eso ocurrió. Del taller de Anhelo, surgieron Gustavo Alamón,María Barrios,Aurora Veiga,etc. A su vez Alamón crea su Taller “El Sótano” de donde surgirán Fidel Sclavo, Pablo Benavides,etc; Con respecto a la plàstica, tendrìamos que recuperar y divulgar, entre los màs jóvenes, los valores pictòricos de Uruguay Alpuy, Dumas Oroño, de Josè Gamarra, considerado hoy,en el mundo, uno de los pintores definitivos.- Con la creación del Teatro Experimental Universitario de Tacuarembó, Julio Castro Alvarez conmovió a la juventud del pueblo, y desde el estreno de “Prohibido suicidarse en primavera” de Alejandro Casona, se sucedieron clásicos y contemporáneos puestos en escena :Chejov, O’Neill,Puskhin,Florencio Sánchez,etc.- El Teatro Experimental ganó el primer premio para teatros del Interior, en un Concurso organizado por la Casa del Teatro del Uruguay; vinculó

Al teatro tacuaremboense con teatros de Rivera, Salto, con el “Fray Mocho” de Buenos Aires, así como también representó en Montevideo,con relevante éxito. Podríamos redactar una casi interminable lista de tacuaremboenses que trabajaron actoralmente con Julio Castro Alvarez, podríamos sugerirle al interesado el libro de Sylvia Marlene Puentes de Oyenard: “Tacuarembó: Historias de su gente” editado en 1981, año duro, pero que no detuvo a la autora  el ofrecer personalidades notoriamente contrarias al regimen imperante. Sea dicho

En su homenaje. Julio Castro Alvarez fue el verdadero creador del teatro tacuaremboense, y sus ayudantes y/o discípulos, continuaron, como Miguel Angel Giogia con “El Juglar” o en “El Sótano” quien esto escribe,junto a Graciela Estevez Nair Alderete,Stella Olivera Prieto y María Teresa Puentes,con actores de la categoría de Wilson Pacheco, Eduardo Darnauchans, Eduardo Larbanois, José Carlos Seoane, Diamantina Da Cunda, Olga Jiménez,etc.El Teatro “El Juglar” concurriò invitado por la Feria Nal de Libros y Grabados a la ciudad deRivera,juntamente al “Teatro Uno” de Cerminara y Restuccia, allì llevò a escena obras de Carballido (mexicano) y de Jean Cocteau (francès).-

Nadie pone en tela de juicio las labores de Dardo Oroño,

Pedro Alonso, Roberto Brocco, Juan de Los Llanos, en aventurarse en buenos trabajos escénicos, desgraciadamente, esporádicos. Y en los dìas que corren a William Soboredo y su equipo, sosteniendo las candilejas semi-apagadas del teatro norteño.

A Julio Castro Alvarez (Montevideo,1913, fallecido en 1973 en la misma ciudad) se le debe el justo homenaje a su tarea excepcional. No una perdida callecita con su nombre, sino promover su estudio y la labor admirable de su Teatro Experimental Universitario de Tacuarembó.

Asìmismo recuperar la trayectoria de Heber Gustavo Escayola en su condiciòn jazzsìstica; de Josè Gamarra,considerado uno de los pintores màximos del S.XX;de Santiago Luz y Marta Gularte, como expresiones soberbias del arteafrouruguayo, serìan tareas

Imprescindibles, en esta recuperaciòn de nuestras verdaderas raìces, y ejemplificarìan para las nuevas generaciones de que se puede. Con vocaciòn e inteligencia se puede. Con voluntad de esfuerzo se consigue. Una prueba de ello es el Museo Carlos Gardel,

Situado en esa maravilla natural que es el Valle Edèn. Trabajo que continùa realizando el Dr Carlos Arezo,Director Cultural del Depto.-

    

                            ADDENDA URGENTE.

La cultura en el deporte:

Tacuarembò, en un pasado mediato, sobresaliò en el futbol y el basketbol del Interior, parecerìa recuperarse.

Tacuarembò, con Los Alcàntara (Saùl y Carlos) en el ciclismo, alcanzaron los màs altos galardones. Tambièn con De Souza, Los Rodríguez, Fagùndez y Rosas, cubrieron otra època brillante de la bicicleta tacuaremboense. Con Mascaranhas, Heleno Rodríguez,Ramiro Cabrera, recuperaron viejos lauros,

De la bicicleta añosa de los Amarillo o Raudovinich.

El atletismo, con la sabia conduciòn del salteño Prof Salvi, coparon el nivel universitario con Juan Jacinto Lopez Testa,  Venancio Pereira, Moura y otros estudiantes admirables. “El Gamo” fue su figura emblemàtica. Hoy reaparecen en un Andrès Silva o en Guerra, con posibilidades excepcionales. En cuanto a lo econòmico,que, como bien lo dijo un polìtico y economista del S.XIX, es clave en la conducta humana,

Tendrìamos que volcar mucha tinta ( o  tecla) para resolver còmo sostener estos emprendimientos deportivos. A no engañarnos. Tenemos un material humano excepcional, en el deporte o la cultura artìstica

 O el lenguaje cientìfico. Meter ingenio y tiempo para colaborar en  su trayectoria, es totalmente materia de urgencia.

                            2ª ADDENDA URGENTE.

 

Las Letras tacuaremboenses necesitan un libro (o varios) que testimonien su proyecciòn importante. A tìtulo informativo,recorremos en la historia literaria del paìs, algunos nombres que, a travès de las distintas generaciones, surgieron en este Departamento.

Comenzarìamos con Ildefonso Pereda Valdès (Premio Nacional de Literatura) (poeta folkloròlogo,uno de los gestores de la “Negritud”); Sara de Ibáñez (poeta que surgiò con el espaldarazo de Pablo Neruda); Mario Benedetti (probablemente el autor màs difundido en el S.XX); Jesualdo Sosa(pedagogo y novelista); Paulina Medeiros (poeta y narradora); Artigas Milans Martìnez (poeta y director de revistas literarias en Salto); Alfredo Gravina (Novelista, poeta); Perez Telechea (narrador);Urta Meliàn (poeta y ensayista); Walter Ortiz y Ayala (poeta y profesor en Mdeo); Washington Benavides (poeta, mùsico,profesor); Circe Maia (poeta y profesora); Eduardo Milàn (poeta y ensayista) Victor Cunha (poeta y crìtico); Luis Pereira (poeta y editor);

William Soboredo (dramaturgo y narrador);E.Bacci (poeta); I.Brocco

(poeta y profesor); A.Cortès (profesor y narrador);Carlos Rosas (poeta); Tagore Silvera (poeta y mùsico); Tomàs de Mattos (narrador y periodista); Nelson Ferreira (novelista); E.Gomez Lagos (narrador); G.Espinosa (narrador) Jorge Majfud (narrador y ensayista); Eduardo Labadie (poeta) ; Miguel Olivera Prieto (narrador ,dibujante y editor); Josè Carlos Seoane (profesor y poeta).-

Constancia: se ha tenido en cuenta a escritores èditos.

El catàlogo no es total. Podrìamos aportar algunos otros nombres. Pero la variedad de lìneas creativas es evidente.